banner ad

Carpas gigantes al boilie – Carpfishing en Andalucía

 

Tensando las alarmas de las cañas de carpfishing. Foto: Miguel Martín Criado

Muchos ríos y embalses de Andalucía están habitados por peces gigantes, y es en la última década y media cuando la pesca deportiva tomado conciencia de su existencia. Sólo la sofisticada y noble técnica del carpfishing, importada de Inglaterra y el entorno europeo, ha sido capaz de hacer aflorar semejante fauna de nuestras masas fluviales. Quince años atrás, el pescador andaluz aún creía que debía enfilar la carretera de Extremadura y lanzar sus artes a fondo –con cebos de habas cocidas, mayormente– al mítico embalse de Orellana para sentir en la puntera de la caña el tremendo empuje de una carpa de más de 10 kgs. Pero la aparición de la Peña El Carpón, sociedad especializada en esta técnica bautizada popularmente con el nombre del cebo en el que se sustenta, el boilie, y con miembros repartidos por toda la comunidad, contribuyó a abrir una ventana de par en par a las profundidades de nuestros embalses. Tras ellos, son muchos los aficionados sureños que han incluido en su equipamiento los populares montajes de anzuelos tipo hair –pelo– para ir a capturar, fotografiar y, posteriormente, devolver al agua los más grandes y hermosos ejemplares de carpas comunes, carpas royales y barbos que habitan las aguas fluviales andaluzas. Bellísimos animales, siempre resabiados y desconfiados, que sucumben a las tentaciones del exquisito boilie. Porque Andalucía es el auténtico santuario nacional de los ciprínidos gigantes. Sólo hay que saber buscarlos.

Desde luego, las carpas y barbos gigantes de Andalucía salen bien parados de su fugaz encuentro con los especialistas del boilie.

Con el fin de evitarles sufrir el más mínimo daño, los pescadores utilizan unos sistemas especiales de montaje de anzuelos para que éstos se claven en las zonas cartilaginosas de la boca, evitando en todo momento que el aparejo se embuche y pueda afectar a órganos vitales del animal. A esta circunstancia hay que añadir el empleo de moquetas de desenganche almohadilladas y húmedas, que, en la acción de desanzuelado, protegen al pez de un contacto directo con la tierra de la orilla e impiden que sufra daño alguno en su mucosidad protectora. Las grandes sacaderas que albergan los peces cuando arriban derrotados al puesto de pesca y la manipulación respetuosa de los animales también son componentes básicos de esta actividad conservacionista y ecológica que caracteriza a los modernos pescadores de carpones. Ese mismo respeto al medio ambiente en el carpfishing es el que han valorado las autoridades de Gran Bretaña, Francia y los Países Bajos para permitir el cebado de las aguas e incluso la pesca nocturna, potenciando así un negocio de turismo rural en determinadas comarcas que puede ser similar al que genera la caza mayor. En Andalucía, la administración aún no cuida esta modalidad de pesca como se merece.

El primer paso para tomar contacto con los ciprínidos gigantes es, obviamente, la elección del escenario. El embalse se selecciona teniendo en cuenta los comentarios de otros pescadores o por la evidencia de que allí habitan grandes ciprínidos. En esta tarea esperamos que sea útil el surtido de escenarios propuestos en la presente web. La existencia de grandes peces puede comprobarse, finalmente, con una pequeña embarcación provista de una sonda, instrumento ideal para localizar los comederos naturales –entradas de bahías, antiguos cauces de ríos…–, la posible vegetación subacuática y la profundidad adecuada (entre 7 y 15 mts). Posteriormente se realiza un cebado intensivo de boilies, el mismo cebo que, horas después, incluso días, irá acompañando a los aparejos, quizá tras la visualización previa de un burbujeo en la superficie, síntoma de que la carpa está comiendo unos metros más abajo. En ese largo tiempo de espera hasta que los animales pierden su innato recelo a alimentarse de estos sabrosos cebos, el pescador monta el campamento, en el que sobresalen unos curiosos paraguas que le protegen del frío invernal y el viento, amén de unas comodísimas tumbonas acolchadas. También esos artilugios forman parte del genuino equipo de carpfishing. Llegado el momento, lanza los aparejos al comedero y coloca las cañas en posición horizontal en unos trípodes provistos de alarmas. El freno del carrete ha de abrirse lo justo para que el pez libere sedal cuando tome el cebo. Éste, el boilie, no va ensartado directamente al anzuelo, sino a un hilo que sale de su pata. Es el sistema hair, un nudo que puede albergar uno o varios boilies. El pez absorbe el cebo y el anzuelo penetra en su boca. Al intentar escupirlo, se clava de forma espontánea por el propio peso del plomo. En ese momento, el pescador escucha el aviso acústico, levanta la caña del soporte y realiza la acción de clavada. Al girar la manivela para pinchar al pez, la palanca selectora del carrete se cambia automáticamente al freno de combate. La batalla es corta.

En pocos minutos, apenas unos cinco, la enorme resistencia de los materiales permite que el pez esté fuera del agua, dispuesto a ser pesado, inmortalizado e invitado a recobrar la libertad.

El autor de esta web con una bonita carpa común clavada con boilie. Foto: perezventana

El material utilizado para el carpfishing es auténtica tecnología punta. Las cañas son de carbono de alto módulo con kevlar, de dos o tres secciones (también las hay telescópicas y las denominadas ‘de viaje’, de hasta siete tramos), y suelen tener una longitud que oscila entre 3,3 y 3,9 mts, con acciones de 2,5 a 3,5 lb, aún mayor si se usa para lanzar los cohetes cebadores. Los carretes son de doble freno: el primero se ajusta para que el pez libere hilo al tomar el cebo; el segundo, que se activa al darle medio giro a la manivela, protagoniza el combate. Los sedales suelen ser trenzados, que, a igual diámetro, ofrecen más resistencia, menos memoria y menor elasticidad que la mayoría de los monofilamentos. Pero, sin duda, el objeto más característico de cuantos componen el equipo del pescador de carpones es el indicador electrónico de picada. Se trata de un chivato regulable en intensidad, volumen y tono que advierte al pescador de la picada de un pez, acción que se detecta cuando el sedal sufre la más leve alteración. El celestial zumbido es el momento que anhela el pescador tras una prolongada espera. El resto del equipo se compone de la citada moqueta de desenganche, sacaderas triangulares de gran tamaño, aparejos especiales para el montaje de boilies, tensores de los sedales, plomos corredizos, soportes de cañas con forma de trípode, cebadores y otros complementos para la comodidad del propio pescador. Una pesca muy versátil, que admite un amplio abanico de montajes sencillos o sofisticados, y que gira en torno al propio boilie, un cebo selectivo y de vanguardia. El boilie es una bola compuesta por pastas de harinas, huevos, aceites y aromatizadores que se fabrica en varios sabores y tamaños y que posee gran dureza y resistencia –permanece en el agua varios días sin disolverse ni deteriorarse–, pudiendo sólo ser engullida por mega ciprínidos, quienes, al parecer, desarrollan una muela en la faringe capaz de aplastar este cebo. El término, por cierto, no está incluido en el diccionario de la lengua de la Real Academia Española, así que nos podemos referir a la técnica o al cebo como boilie o boile. Ambos son barbarismos, pero la pesca deportiva está lleno de ellos y todos están ampliamente aceptados en la jerga de los pescadores deportivos: surfcasting, spinning, coup…

En la última década y media, la práctica del carpfishing en Andalucía, igual que en el resto del país, ha experimentado una gran evolución.

Al principio, sólo se podían encontrar boilies de vainilla, tutti frutti, fresa y plátano, poco más. Luego llegó un amplio surtido de sabores animales (cangrejo, almeja, salmón, gamba), y vegetales (chufas, nueces, cañamón, especias, semillas), con aminoácidos –que estimulan al pez– o flotantes. Ya hay hasta boilies de sabores extraños como pulgas de agua o krill marino. Existen otros cebos naturales muy buenos –chufas, garbanzos, habas–, pero nada como acostumbrar al carpón a tomar estas bolitas olorosas. En el lugar apropiado, las capturas son tan espectaculares y abundantes que dejan en mal lugar a las otras modalidades de pesca deportiva, casi todas nostálgicas del esplendor de antaño.

“Cada picada es diferente. Cualquiera de ellas puede ser tu nuevo récord”, asegura el experto pescador granadino Miguel Martín Criado. “No sabes cuándo te va a entrar el pez con el que sueñas. Es el encanto de estar varios días en la orilla de un embalse, el tamaño de las capturas, la fuerza de los peces, la emoción de fotografiarlos y devolverlos con vida al agua. Es la ilusión de los preparativos, el viaje, cruzar el pantano en una pequeña embarcación neumática a remo para buscar un lugar solitario, huir de la civilización. Es la pasión por pillar el mayor pez del lago”.

No es posible explicarlo mejor. “Hasta hace poco desconocíamos la fuerza de estos enormes peces que habitan las aguas de nuestros embalses, sencillamente porque nuestros métodos tradicionales evidenciaban una incapacidad técnica para capturarlos. El boilie es un sistema innovador que ofrece las mejores garantías para pescar los grandes ciprínidos. De verdad que merece la pena probarlo”, concluye el pescador.

“En Andalucía podemos tener los mejores escenarios para pescar con boilies”, añade otro especialista de esta técnica, el sevillano Alberto Parish. “En las provincias occidentales hay una enorme cantidad de embalses pequeños que llevan un siglo sin secarse. En Huelva, los ingleses construyeron muchas presas para abastecer de aguas a las minas. Así se refleja en el libro de Norman Smith Historia de las presas en España”. Cita Parish varios pantanos sureños fechados, por ejemplo, en 1830 (El Ángel Caído, Málaga), 1880 (El Lagunazo, Tarsis, Huelva) o 1883 (Nerva, Huelva). Los peces récords, obviamente, no se dan sólo en los embalses centenarios, sino en los ambientes acuáticos en los que encuentran las condiciones apropiadas, como pueden ser la abundancia de alimento en sus fondos arenosos –cangrejos, mejillones de río, invertebrados…– o la inexistencia de una entrada de agua contaminada.

Ver AQUÍ el reportaje de carpfishing andaluz que grabamos para el programa de Canal Sur TV Al aire libre.

© Quico Pérez-Ventana

Epígrafes: PESCArío

Etiquetas:

RSSComentarios (14)

Escribir un comentario | Trackback URL

  1. gonzalo dice:

    ¿Cuales son los mejores embalses cerca de sevilla para la pesca de la gran carpa? Gracias, espero respuesta.

  2. El escenario de mayor fama, que incluso alberga competiciones de carpfishing, es el pequeño embalse de Cazalla de la Sierra, junto al cementerio de esta localidad de la Sierra Norte. Sin menospreciar El Pintado y el clásico Torre del Águila. Y las charcas privadas de las dehesas, con el correspondiente permiso de sus dueños, claro está.

  3. gonzalo vazquez dice:

    QUERIA SABER SI CONOCES EL EMBALSE DEL CAMPANARIO EN VALVERDE DEL CAMINO, A VER QUE TAL ES ESE PANTANO Y QUE CEBO SUELEN USAR ALLI. GRACIAS. ESPERO TU RESPUESTA.

    • radek dice:

      En El Campanario usan boilies, escuché que hay pocas carpas pero son muy grandes, más de 20 kg, pero son muy difíciles de capturar. No sé si es verdad, no estuve ahí nunca. El camino es muy malo, llegué solo a la mitad por culpa de agujeros que me impedían llegar al agua.

    • antoñitobolo dice:

      Sí conozco el embalse de Campanario pero si quieres ir a pescar a ese embalse primero debes armarte de paciencia y tiempo. Tener una experiencia dilatada en muchos otros embalses y ante todo saber llegar. Sí es cierto que tiene una población muy reducida pero para el tamaño del embalse no está mal. Debes ser muy fino tanto con los aparejos como con el sitio que elijas para pescar, mantener el máximo silencio posible. Si tienes suerte y te colocas donde lo hago yo… http://WWW.CURSOSPESCA.COM

  4. Jose Lopez dice:

    Hola. ¿Alguien me podría decir si hay algún embalse por la zona de Málaga que tenga carpas? Muchas gracias. Jose.
    ¿Y si se necesita algun permiso para pescar?

  5. juan oscar dice:

    Hola. Quería saber si en el embalse del Corumbel bajo (Huelva) hay carpas grandes. A ver si me lo puede confirmar alguien. Gracias.

  6. jose manuel jurado exposito dice:

    Hola, soy de Jaén. Estoy empezando esta modalidad de pesca. Me gustaría que alguien me dijera un sitio cerca donde se pudieran capturar buenos ejemplares. Yo tengo un pantano al lado de casa: Vadomojon. He practicado esta pesca en este pantano y me estoy decepcionando porque no saco nada más que carpillas pequeñas de 1 o 2 kilos. Si no es mucha molestia y me podéis ayudar, decidme un sitio para practicar esta modalidad de pesca el carpfishing.
    Un saludo y gracias.

    • Hola, José Manuel. Gracias por pasarte por aquí. A ver, prueba a hacer clic en el epígrafe «carpfishing» que tienes en la nube de etiquetas del sidebar derecho. Seguro que alguna de nuestras recomendaciones de carpones al boilie te pilla a mano. No obstante, nuestro consejo es que contactes con aficionados al carpfishing de tu territorio y vayas a pescar con ellos. Puedes hacerlo a través de un club o de un comercio. ¡Buena pesca!

  7. Juan Manuel dice:

    Hola a todos. Quiero decir que las aguas del Campanario ya no acogen a carpas ningunas, son muchos los que pescan allí y nadie consigue sacar nada.

  8. Daniel del pozo granados dice:

    Hola, pescadores. Me gustaría saber dónde se pueden solicitar permisos de pesca nocturnos así como acampar en los embalses de la provincia de Málaga. Si alguien sabe dónde se pueden pedir que me lo comunique. Gracias.

  9. juan ballesteros dice:

    Hola, muy buenas. Soy Juan Ballesteros. Yo amo la modalidad de carpfishing. Me gustaría saber de lugares en Andalucía donde pueda conseguir o intentar sacar algún ejemplar grande. Muchas gracias y un saludo a todos los amantes del carpfishing.

  10. pedro dice:

    En La Jara, Córdoba, hay buenos ejemplares de más de 10 kilos.

  11. Jacinto dice:

    ¿Alguien puede decirme si este libro de CARPAS EN LA PESCA A MOSCA es bueno para introducirse en esa práctica? ¿Alguien lo conoce? Gracias. http://www.sekotia.com/pdf/ft-carpas-pesca-a-mosca.pdf

Deja tu comentario




CAZA Y PESCA ANDALUCÍA no publicará comentarios que se caractericen por un lenguaje soez, grosero o inapropiado. Si el comentario expresa una crítica explícita a un aficionado o a la actividad pesquera o cinegética no podrá ser anónimo. Si quieres subir una imagen junto a tu comentario, consigue Gravatar.